Nos pirra lo navideño

 
Para todos mis haters navideños, este año OVERDOSE, nena.




La puerta de casa:


¡La bola de la Sissi!:
 


La evolución de nuestro belén laico:


El cuarto de baño:


Unas bambas de lentejuelas:


Imágenes para el recuerdo: clic.

Sé positivamente que la decoración del baño te ha dejado completamente fascinada.

Mis múltiples sobrinas no entendían la bola de Sissi, les pregunté que si sabían quién era la señora y me dijeron que no. Se lo hice buscar en Google Images y cuando lo adivinaron seguían sin saber quién era. Estas navidades les cae Sissi Emperatriz con Romy Schneider enterita.

El belén laico se ha quedado estancado. Primero, porque nos cerraron GangaLandia, que era donde lo comprábamos, y segundo porque en el Cortinglés y similares son carísimos y feos.

Y finalmente las bambas. Sé perfectamente dónde las compré, el precio que pagué por ellas, y que me las puse para ir a un Rocky Horror allá a finales de 1997, pero... ¿para qué coño me las compré? Es un misterio que me reconcome.

Llega el puente de la Consti, nena, que es cuando tradicionalmente se pone la decoración navideña en las casas españolas. Tienes casi 5 días para comprar todo tipo de brillerío para estas navidades.

Ah, que te estás reservando para la avalancha de osas que llegan (que están llegando ya) a Madrid por lo del Madbear este año. Uffff. Ya me contarás.


Seguiremos insistiendo con lo navideño.


Blog Widget by LinkWithin